Imagen tomada de http://www.thinkvertical.co.uk/

El empoderamiento de lo local para el beneficio global

FLOK Society ha recibido otro valioso aporte en respuesta a su Carta Abierta. Kevin Parcell, pensador alrededor del procomún y propulsor del concepto de Reconomía, explica cómo las sinergias del conocimiento local y las redes globales benefician el desarrollo sustentable de las comunidades.

Uno de los inconvenientes de la estructura democrática actual es que su distribución de poder (de arriba hacia abajo) tiende a dejar de lado los valores de los sistemas naturales y humanos de ámbito local. Nadie conoce mejor sus realidades, fortalezas y necesidades que las propias comunidades. Es así que el empoderamiento de lo local, en consecuencia, derivaría en un sistema eco-sustentable más confiable. Sin embargo, una distribución de poder exclusivamente inversa (de abajo hacia arriba) también impediría una sinergia completa.

Parcell lo explica de la siguiente manera: “Como individuos experimentamos todo tipo de climas, donde quiera que estemos, de tal manera que las tendencias climáticas son muy difíciles de estimar basándose en cualquier experiencia local en particular”. Es así que el más eficiente poder que se puede distribuir entre los individuos es el “empoderamiento relacionado con su entorno (por ejemplo: desarrollo y conservación de recursos locales)”. Ahora bien, para que esfuerzo local se canalice apropiadamente, debe existir una infraestructura global que expanda este conocimiento para el resto de comunidades.

El autor plantea la necesidad de una infraestructura global que funcione como una interfaz con dos propósitos: el primero, conectar las economías locales y globales de forma que podamos explotar la economía de escala global proporcionando tecnología a las comunidades locales en constante cambio y evolución; y segundo, lograr que esa interfaz sirva de apoyo entre comunidades locales de tal manera que se conecten a una red global de que garantice el acceso al conocimiento.

Esta interfaz se vuelve viable con las posibilidades de conectividad que ofrecen las nuevas tecnologías en Internet.

Los ecosistemas locales y globales deben participar del intercambio con beneficios mutuos y entender que el uno depende del otro. Tomemos la función del agua como ejemplo, propone Parcell. El agua lleva nutrientes a la raíces (local), lo cual exporta beneficios para toda la atmósfera (global). Los sistemas económicos locales tienen que hacer lo mismo, sólo que ellos exportarían valor (conocimiento) al sistema global. Actualmente, sin embargo, este sistema global traslada este valor a los lugares en donde menos se necesita –como si lloviera sólo sobre los océanos-. “En semejante desastre ecológico, tendríamos que encontrar una manera de mantener el agua local, sin necesidad de acabar con la atmósfera. Lo mismo sucede con nuestra economía, debemos mantener el valor local para crear sistemas locales prósperos sin necesidad de cortar el sistema global, de lo contrario los sistemas locales fallarán y con ellos el sistema global”, concluye su reflexión Parcell.

Lee aquí el documento original compartido por Kevin Parcell: español /english.

Un pensamiento sobre “El empoderamiento de lo local para el beneficio global

  1. Thank you for sharing my letter here. As a possible clarification of the summary offered: There is of course a value in having a global knowledge commons that distributes global innovation to local communities; but there is also the value of a global commons that is a network of mutual support for local communities, which is something that has never before existed and is necessary to conserve the long tail of local knowledge that is otherwise increasingly discarded as communities lose the self-reliance required to control and conserve their own resources.

Los comentarios están cerrados.