portadalibro

Prólogo del libro del Buen Conocer / FLOK Society

Daniel Vázquez*

Quienes pensamos que, en el corazón de los pueblos, están los códigos que pueden darle la vuelta a la calamidad global del capitalismo cognitivo en contraremos en este libro una ventana de oportunidad emergente desde los latidos de los pueblos de Latinoamérica.

Detrás del análisis de datos del Buen Conocer / FLOK Society, de la crítica sectorial al capitalismo cognitivo, de casos de estudio o de propuestas de política pública hay todo un innovador proceso de participación abierta entre movimientos sociales, instituciones, academia y expertos regionales/internacionales, utilizando prácticamente en su totalidad tecnologías libres y metodologías colaborativas. Un proceso abierto de investigación/acción participativa que atraviesa las fronteras desde Ecuador para dialogar con el mundo sobre propuestas de transformación esta tal y regional hacia una economía social del conocimiento común y abierto.

La geopolítica del común abre un nuevo frente en la batalla del capitalismo cognitivo y lo hace conectando códigos de pueblos de la Amazonía con vecinos ecuatorianos, académicos de América y Europa, movimientos de okupación urbana y personas de distintas instituciones ecuatorianas y de otros Estados latinoamericanos, además de hackers, activistas, comunicadores… hasta formar una red de más de mil quinientas personas discutiendo los problemas relativos a la explotación de su creatividad o a las dificultades de acceso al conocimiento.

Todo un camino que ha avanzado durante casi dos años para entregar al mundo un horizonte político más relacionado con el compartir que con el competir. Un horizonte político y social repleto de propuestas concretas de acción inmediata mediante políticas públicas desde el común hacia sectores estratégicos del Estado.

Otra forma de expresarlo sería decir que es una apuesta científica y política para fortalecer el proceso de transición, de cambio de matriz productiva, hacia un economía social del conocimiento común y abierto; una inves tigación sobre las relaciones de poder del capitalismo cognitivo y propues tas para su superación. El buen conocer pretende superar las barreras que nos excluyen del acceso a la inagotable riqueza de saberes, mediante la liberación del conocimiento común y abierto y una detallada investigación de su aprovechamiento económico.

El modelo global de extracción de saberes, conocimientos, memoria y posibilidades de futuro es de tal intensidad y tan extenso que en su estructura lógica, casi se puede comparar en un plano digital con la pesadilla descrita en “Las venas abiertas de América Latina”. Por las nuevas venas de fibra óptica de América Latina, desde hace más de 10 años, la región está sometida a lo que podemos denominar un proceso de extractivismo 2.0. El nuevo expolio 2.0 de las redes abiertas de América Latina se caracteriza por la privatización de riquezas del común, mediante la extracción y privatización de valor (conocimiento, memoria, información) de las personas, por un intenso control social (espionaje masivo individual, de fuerzas sociales organizadas o emergentes, del sistema empresarial e incluso de las instituciones de los Estados), cortando los procesos por los que nuestros pueblos han atravesado la historia. Si el extractivismo es la enfermedad o amenaza, el buen conocer es un remedio colectivo. Un antídoto/receta que comienza a hacer efecto cuando compartimos, sobre todo conocimiento.

En un escenario como este, re-pensar los modelos de acción por un conocimiento y software libre ofrecen un amplio abanico de ventajas y posibilidades de construcción. Su importancia reside en que dichos modelos están conectados a la forma de habitar el territorio de cientos de millones de personas, conectados a la memoria ancestral de los pueblos y de las comunidades; memoria que está presente en las formas de expresarse y vivir de quienes habitan sus ciudades, selvas y pueblos. Ese patrimonio inmaterial compartido desde hace miles de años es hoy una de las riquezas que disfrutan y marcan la cotidianidad de las distintas culturas, etnias y nacionesque habitan Latinoamérica. Y en esta riqueza inmaterial es donde segura mente encontremos la clave para revertir el proceso.

Así, posicionar en el centro del tablero la economía social del conocimiento común y abierto es una práctica de incidencia directa en el corazón del problema y una de las vías más eficaces para superar el modelo hegemónico del capitalismo cognitivo. Esas mismas tecnologías usadas para la extracción son, en este caso (y a diferencia del extractivismo tangible, donde las máquinas solo las tienen quienes extraen), herramientas de resistencias y construcción de alternativas, con límites todavía insospechados. Por eso, las redes abiertas que sufren el expolio, en una carambola semántica y colectiva, se transforman en redes abiertas y colaborativas, abiertas y compartidas, abiertas y comunes, abiertas y casi indestructibles.

Muchas de las personas que hemos tenido la fortuna de participar de alguna forma en este proyecto entendemos que la libertad del conocimiento no es la meta sino el camino. No es apenas objetivo, sino la ruta que se debe transitar. El proyecto Buen Conocer / FLOK Society ha tratado de liberar cada espacio que ha habitado, con todas sus contradicciones y dificultades, para que los códigos de este actuar político y académico sean replicables y replicados allá donde puedan serlo. Esperamos que este libre sea una contribución al debate y construcción de nuevas formas de investigación participativa, de construcción de políticas públicas de transición hacia una economía social del conocimiento común y abierto, de apertura de espacios entre instituciones, academia y movimientos sociales. Tenemos el presentimiento de que es una oportunidad única para enriquecer el debate colectivo sobre nuevos horizontes políticos del común.

Esperemos que disfruten de estas páginas, de este viaje en red, de esta aventura del saber y el buen conocer compartido.


Aquí la libre descarga del prólogo del libro Buen Conocer / FLOK Society: Modelos sostenibles y políticas públicas para una economía social del conocimiento común y abierto en Ecuador.
* Director del proyecto Buen Conocer / FLOK Society y de la Asociación aLabs.