Investigadores de FLOK en AESOFT.

Investigadores del FLOK comparten sus propuestas con AESOFT

Los investigadores de FLOK Society: Jenny Torres y George Dafermos participaron en el conversatorio de la Asociación Ecuatoriana de Software (AESOFT) sobre propiedad intelectual y la Industria de Software y compartieron sus exposiciones con un auditorio lleno que participó en un foro abierto al final de la mañana.

Jenny Torres presentó la propuesta de FLOK Society y explicó su tema de investigación, Arquitectura y técnicas abiertas de Hardware y Software Libre, en el que se propone: arquitectura y redes libres, wifi, licencia inalámbrica, y citó ejemplos de cómo otros países han logrado materializar estas propuestas en el caso concreto de Alemania (Munich) y España, también ilustró como el Ecuador se beneficiaría, al utilizar software libre en el campo de la educación, permitiendo un mayor acceso a los libros que utilizan las instituciones, abaratando costos frente a las grandes editoriales.

Por su parte, George Dafermos explicó que el uso de las Patentes no son un instrumento para la innovación. Las estadísticas en los Estados Unidos reflejan que en los últimos años el flujo de patentes ha crecido aceleradamente; sin embargo el crecimiento de la innovación y la investigación han sido lentos, lo que los economistas definen como “lo inexplicable de las patentes”. Uno de los ejemplos de innovación en código abierto es el de la impresora 3D, que luego de que las patentes se liberaron, se ha incentivado la investigación y los costos se han reducido.

Este conversatorio incentivó el diálogo entre los panelistas y el público y surgieron algunas interrogantes como ¿Qué ocurre con la seguridad si se utiliza software libre? George Dafermos respondió: que “la seguridad requiere apertura”, y la comunidad global en cuanto a seguridad funciona de manera abierta.

Las conclusiones que surgieron del conversatorio acerca del manejo del software libre fueron: que es necesario potencializar el hecho de que la institución pública pueda migrar hacia un software libre, la información del estado deberá ser abierta y compartida, el autor podrá renunciar a su obra y socializarla, también que libre no significa necesariamente gratuito; en esta línea las ideas de que la “generosidad es un buen negocio” y “si queremos ser exitosos en el cambio de la matriz productiva es necesario crear un ecosistema amigable”.

Finalmente, se creo el compromiso de estrechar lazos y continuar con estos conversatorios, para colaborar con el cambio de la economía social del conocimiento.