John Restakis, miembro del equipo investigador de FLOK Society, durante su intervención.

Restakis: “Sin instituciones cívicas fuertes y comprometidas, el sistema de conocimiento abierto es vulnerable”

John Restakis, miembro del equipo investigador de FLOK Society, durante su intervención.
John Restakis, miembro del equipo investigador de FLOK Society.

John Restakis, coordinador de investigación de FLOK Society, compartió su artículo The Socio-Economic Implications of a Social Knowledge Economy (Las implicaciones Socio-Económicas de una Economía Social del Conocimiento), que se encuentra disponible en nuestra wiki. En su reflexión, Restakis repasa las diferencias entre un capitalismo cognitivo y el nuevo concepto de economía social del conocimiento; expone, además, qué hacer para que este último se materialice y se sostenga en el tiempo.

El capitalismo cognitivo es un proceso por el cual el conocimiento es privatizado y mercantilizado con el fin de generar ganancias para el capital, dice Restakis. En el pasado, este proceso se encargaba gradualmente de apropiarse y privatizar material común, como pastizales, bosques o incluso fuentes de agua. Hoy, el capitalismo comercializa y privatiza lo inmaterial: el conocimiento o la cultura.

En contraste, una economía social del conocimiento “se basa en el principio de que el conocimiento es un bien común que debe ser gratuito y de libre acceso” para la búsqueda de lo que el gobierno de Ecuador ha definido como el Buen Vivir, asevera Restakis.

No obstante, para que este nuevo sistema sea viable se debe entender que hay que cambiar las relaciones de poder de la sociedad. ¿Cómo lograr eso? Restakis apunta a una redefinición de las instituciones a nivel nacional. “Sin instituciones cívicas fuertes y comprometidas con la idea del bien común y el bien público, los sistemas de conocimiento abiertos son vulnerables a la apropiación y mercantilización definitiva por empresas capitalistas, como actualmente ocurre con el mismo Internet”, dice.

Una economía en la que el conocimiento es un bien común al servicio de fines sociales requiere las correspondientes instituciones sociales y económicas que movilicen el conocimiento para esos fines.

“La identificación de estas instituciones y de las políticas públicas necesarias para su desarrollo y crecimiento es el objetivo general de esta investigación”, concluyó John Restakis.

Pulsa aquí para leer el texto completo (original en inglés) del coordinador de investigación de FLOK Society. Aquí la versión en español.

Un pensamiento sobre “Restakis: “Sin instituciones cívicas fuertes y comprometidas, el sistema de conocimiento abierto es vulnerable”

Los comentarios están cerrados.