Coordinador de la Red Infodesarrollo

Dialogando con Infodesarrollo

Rubén Zabala - Coordinador de la Red Infodesarrollo
Rubén Zabala – Coordinador de la Red Infodesarrollo

Janice Figueiredo,  investigadora de FLOK Society, conversó con Rubén Zabala, coordinador de la Red Infodesarrollo, una red de organizaciones de caracter multisectorial. El diálogo trató sobre las expectativas, desafíos y oportunidades de los talleres Economía Social del Conocimiento y su impacto en la comunidad.

En la Red Infodesarrollo tenemos la riqueza de ser muy diversos con el objetivo de reducir la brecha digital, para poder democratizar el acceso a las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), destaca Rubén Zabala.

Infodesarrollo tiene sus orígenes a finales de los años 80s, como parte de Intercom Ecuanex, el primer proveedor de Internet del país, quienes inician sus primeros Nodos en América Latina y vinculaban tanto organizaciones no gubernamentales y la Academia, con apoyo de entidades de Canadá, y los líderes de turno. Su objetivo era vincular estos nodos a través de un correo electrónico dentro del país y la conectividad con otros países una vez por semana.

Infodesarrollo en sus inicios fue la página Web de Intercom, la cual buscaba compartir noticias relacionadas con el mundo de las TIC. Al perder fuerza Intercom, la Cooperación Holandesa y la UNESCO, apoyaron la formación de la Red Infodesarrollo.

La red está conformada por empresas pequeñas, emprendimientos de software libre, entidades vinculadas a la academia, universidades estatales y privadas, instituciones como la FLACSO, fundaciones, empresa privada, entidades de desarrollo comunitario como el Fondo Ecuatoriano Populorum Progressio, la Asociación de Mujeres Rurales y entidades de desarrollo rural. Para Zabala esa es la gran riqueza: “Todas estas entidades muy diversas convergen en la red”.

Infodesarrollo colabora con FLOK Society en los talleres que se desarrollan en 24 ciudades de Ecuador con el apoyo del Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN) y otras entidades estatales. Estos talleres son un reto para el país, un desafío grande que involucra el cambio de matriz productiva como pilar fundamental. En ese contexto se comienza a hablar de la Economía Social del Conocimiento. La idea de los talleres surge como una necesidad de lograr un primer contacto con la gente, para establecer vínculos y crear nexos para la participación local.

El taller replica a los tres grandes momentos de la educación popular: ver, juzgar y actuar. La primera fase es una invitación a las personas a ver la realidad de hechos cotidianos, en que la economía social del conocimiento pueda evidenciarse en experiencias y situaciones donde el conocimiento es libre o privado o el acceso al conocimiento no es para todos. Para lograr este objetivo se opta por el teatro debate.

Se han preparado tres obras de teatro para interactuar con las personas, una de ellas es: “El Teatro del Oprimido”, en este caso la historia plantea un conflicto “el acceso o no al conocimiento”, los participantes opinan acerca del mismo y parten de una historia en donde la comunidad se organiza para producir, comercializar un producto y este se ve afectado por la intervención de una transnacional. Esta historia se relaciona con los muchos intentos de patentes en el Ecuador de Bioconocimento.

También se utiliza un juego de cartas para conceptualizar con el grupo temas relacionados con la Economía Social de Conocimiento y del Conocimiento privativo; se trabajan conceptos como: copyright, copyleft, patentes, mercado, etc; siempre de alineado a la historia en la obra de teatro. Todo este proceso se trabaja de acuerdo al segundo principio de educación popular, que plantea el juzgar y ser parte de “He visto la realidad y debo juzgarla”, por eso la importancia de tener conceptos claros.

El segundo día de taller arranca a partir de la comprensión de lo natural, y se centra en las necesidades humanas donde nacen las interrogantes de qué, cómo, cuán cerca y cuán lejana está la sociedad del Buen Vivir del conocimiento abierto. Toda esta dinámica invita al grupo a un constante debate.

El último paso es identificar las propuestas acerca del conocimiento libre, y se enfoca en el actuar, se invita a crear una red entre los participantes para intercambiar estos temas, y puedan conformar un grupo para participar en el programa de educación virtual que otorgará el IAEN. Además, se busca que una delegación del grupo asista al evento cumbre de Flok Society en el mes de Mayo.

La gente que participa en estos talleres son personas de la ciudad y áreas rurales de distintos colectivos, organizaciones, asociaciones e instituciones. Los facilitadores son del Fondo Ecuatoriano Populorum Progressio (FEPP), que tiene alrededor de 40 años trabajando en sectores rurales del país; la Asociación de Mujeres de Juntas Parroquiales Rurales del Ecuador (AMJUPRE), además de otros técnicos y mujeres líderes.

Para Zabala, el taller es un primer acercamiento a este proceso de crear un ecosistema de la Economía Social del Conocimiento “es la punta del iceberg, haber hecho este contacto, hay mucho desconocimiento (…) En Ecuador estamos acortando la brecha digital”

El objetivo del taller es básicamente reconocer necesidades locales que pueden ser enfrentadas desde una economía del conocimiento, además hablar en las comunidades sobre la importancia de tecnologías como una herramienta, lograr que las personas pidan mejores condiciones, mejor calidad de servicio, mejor acceso. Ese es otro objetivo que se va sembrando en los diálogos.

Los talleres permiten trabajar con los distintos actores para ir construyendo propuestas que conduzcan a los siguientes pasos. El resultado de estos talleres es despertar el interés de los participantes en nuevos modelos económicos.

“El hablar de 40 participantes en un taller parece limitante pero se espera un efecto de cascada, estamos hablando de los conceptos importantes, trascendentales para el país y lo ideal es socializarlo con las personas, más allá de un spot de televisión”.

Rubén también considera que “cuando las personas plantean sus problemas, con libertad, plantean sus prioridades. Esas prioridades son las que deben ser interpretadas para ser solucionadas desde la economía del conocimiento, o desde la economía social y solidaria. Y creo que hay pocos espacios para esto”.

Un reto importante de los talleres es entender a la sociedad no como objetos, sino como sujetos y lograr que estos se involucren en el conocimiento colectivo, educarse colaborativamente, pero la visión del trabajo colaborativo no está en el aula, bajo el esquema de una nota, lo importante sería lograrlo en conjunto para compartir y colaborar. El trabajo que corresponde es definir esa ruta crítica juntos, reafirma Zavala.

Para Rubén Infodesarrollo tiene una lógica de definición de política pública, construcción de programas sociales por los ministerios, y un desarrollo de esos programas sociales al territorio. El tema es que el territorio no funciona verticalmente, hay que lograr que los distintos colectivos puedan generar redes, contactos para aprovechar aquellos programas públicos que se vayan a desarrollar. Esas redes hacen que esos programas funcionen y hay que fortalecerlas.

La Entrevista concluye con la visión de Zabala “la disposición en el país es favorable. El que hoy estemos hablando del Sumak Kawsay, quizás como deuda, nos pide vivir mejor de lo que estamos viviendo ahora. Pero hoy podemos hablar de esto. La letra de la Constitución se puede quedar muerta allí, pero esta letra nos invita a construirlo”.

Así como nuestra investigadora Janice, el resto de los investigadores de FLOK Society, está participando de estos talleres que fortalecen el ecosistema de la nueva sociedad que se busca construir.