Foro de discusión y clausura del Seminario

Segundo día de seminario trató las iniciativas que mejoran el flujo de la Economía Popular y Solidaria

Foro de discusión y clausura del Seminario
Foro de discusión y clausura del Seminario

En el segundo día del XXII Seminario Internacional: Nueva Configuración, el Estado, la Sociedad Civil y el Mercado se abordaron los temas relacionados a la Economía Popular y Solidaria y a las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), donde se presentaron algunas iniciativas destacadas.

Joshua Pearce, profesor de la Universidad Tecnológica de Michigan, intervino en el seminario desde EEUU y destacó cómo la cultura de código abierto (open source) ha permitido la creación e innovación de diferentes dispositivos tecnológicos. Citó a Arduino (sistema de hardware libre) como el mejor ejemplo de una experiencia open source. La idea es que las personas y científicos compartan su trabajo y creaciones en la redes para que otros individuos bajen esos códigos. Así, estos últimos podrán replicar o mejorar dichas creaciones, aseveró Pearce.

Bajo este nuevo principio de conectividad en el proceso de producción se sustenta la Economía Popular y Solidaria (EPS). “Entendamos la EPS como una búsqueda de satisfacción en común, como la prevalencia del trabajo sobre el capital, priorizando las relaciones sociales, el intercambio y el conocimiento”, dijo el Subsecretario Nacional de Planificación y Desarrollo, Andrés Araúz, durante su intervención.

Añadió que dentro del Plan Nacional del Buen Vivir se prioriza la consolidación de este tipo de economías que buscan, en definitiva, la erradicación de la pobreza a través de la asociatividad de los pequeños productores.

Estas iniciativas de soporte gubernamental fueron apoyadas por Alberto Gandulfo, otro de los expositores que intervino desde Argentina. Gandulfo avaló estas nuevas políticas estatales pues garantizan el acceso a oportunidades y una mayor equidad en la distribución de las riquezas generadas. Explicó que los sistemas de Economía Popular y Solidaria en Ecuador responden a una tendencia generalizada en América Latina que busca priorizar a las personas y no al capital.

Fausto Valencia, Banco Central del Ecuador
Fausto Valencia, Banco Central del Ecuador

En representación del Banco Central del Ecuador expuso Fausto Valencia, quien habló de otra iniciativa proveniente desde el gobierno central para fomentar las Economías Populares y Solidarias: un Sistema de Dinero Electrónico.  El proyecto busca facilitar los flujos y transferencias entre los agentes económicos mediante nueva tecnología. Se trata, principalmente de que los sectores más marginados tengan acceso al sistema bancario, una inclusión financiera que motive y facilite el emprendimiento. “El objetivo es sacar a las personas de la pobreza estructural”, dijo Fausto Valencia.

Por otro lado, Luis Ibarra, del Instituto Nacional de Economía Popular y Solidaria (IEPS), habló sobre cómo el organismo se vincula con el mercado público. Aclaró cuáles son los procedimientos de contratación pública y resaltó que uno de esos procedimientos, las Ferias Inclusivas, permite la integración de las Economías Populares y Solidarias a la matriz de contratación pública. Las instituciones del Estado premian los criterios de asociatividad e inclusión a la hora de adjudicar contratos en los sectores de la Economía Popular, dijo Ibarra.

También intervino en el seminario Xavier Peñaherrera, funcionario de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), quien ponderó el trabajo de la organización para mejorar la conectividad del país con el objeto de promover los distintos proyectos comunitarios e impulsar al país hacia “ciudades y ecosistemas digitales”.

Bajo este contexto, Fabián Vargas, representante del Grupo Salina, expuso una de las experiencias ecuatorianas más destacadas que ejemplifican la Economía Social y Popular. La marca más reconocida de este grupo son los quesos El Salinerito, “pero actualmente  tenemos más de 40 productos. Ahora vendemos una forma de vida y una organización”, dijo Vargas.

Fabian Vargas Chamorro, representante de Cooperativa El Salinerito.
Fabian Vargas Chamorro, representante de Cooperativa El Salinerito.

La iniciativa, que nació hace más de 40 años, permitió un desarrollo acelerado y equitativo de las cerca de 30 comunidades de Guaranda que participan en el proyecto. Valores como el cooperativismo y la solidaridad son claves para entender el éxito de Grupo Salina. “Los actores locales son los mismo que toman las decisiones, mediante asambleas generales y consensos (…) Así la comunidad permanece motivada y feliz. Se siente actor de nuestro propio desarrollo”, aseveró Vargas.

Finalmente, hizo su ponencia Marcelo Aizaga, dinamizador nacional del Movimiento de Economía Social y Solidaria del Ecuador (MESSE), quien aseveró que para entender la Economía Popular y Solidaria “debemos desaprender lo que conocíamos como economía (tradicional)”. Explicó que el poblado de Pimampiro, en Imbabura, las comunidades intercambian sus producto sin la intervención de dinero en ciertas épocas del año. “Así es como se entienden la Economía Comunitaria: con el principio de solidaridad”, concluyó.

El Instituto de Altos Estudios Nacionales se complace de poder ser la sede de estos espacios donde se reúnen a diferentes actores para dialogar de temas claves para el desarrollo del país. Los investigadores del proyecto FLOK Society estuvieron presentes durante todo el evento para conocer más de cerca estas sinergias y realidades, que son el punto de partida de la formulación de políticas  hacia un modelo de economía social del conocimiento común y abierto.