Talleres de la Economía Social del Conocimiento: “Solo logro superarme si los que están a mi lado se superan también”Second week of Infodesarrollo workshops on the Social Knowledge Economy

999917_10152034399068444_129967950_n
El taller de Infodesarrollo en Esmeraldas, donde participaron 43 personas. Foto: Infodesarrollo

Santo Domingo, Esmeraldas, Ibarra y Tulcán fueron las ciudades protagonistas de las segunda semana de talleres de Economía Solidaria del Conocimiento, entre el 2 y 6 de diciembre. De esta manera la Red continúa con el proceso que involucrará un total de 24 ciudades de Ecuador, con el apoyo de SENESCYT e IAEN. Recuerda que para asistir, sólo es necesario registrarse en este formulario en línea.

Según el reporte de Infodesarrollo, a participación en los talleres fue buena.

“El tema del Conocimiento Libre es nuevo en nuestro entorno. Por eso los talleres despiertan tanto el interés de la gente” comentó Mauricio Benitez, facilitador del taller de Tulcán. En Esmeraldas se registró la participación más alta de la semana con 43 personas quienes se involucraron de manera activa, entusiasta y aportando muchas ideas.

VOCES DE LAS PERSONAS PARTICIPANTES

El Teatro-Debate es uno de los momentos más valorados de las jornadas. “Acá tenemos muy pocas oportunidades de ver una obra de teatro. Es entretenido” dijo un joven de Santo Domingo “Además este tipo de teatro-debate ayuda a que la gente se exprese y tome una posición sobre lo que ve”.

Rubén Zavala, de Infodesarrollo, nos contó un poco de su motivación por empezar las jornadas con el teatro:

“Cuando comenzamos a hablar de economía social del conocimiento, la primera sensación es, cuando hablamos en un grupo de personas o colegas de la Red, era que nos faltaba información. Que no sabiamos exactamente precisar, fuera del mundo del Internet, los alcances en la vida cotidiana de una economía social del conocimiento. Dijimos: si vamos a ir a los territorios, y vamos a contactar a grupos heterogéneos de personas, de ciudadanos y ciudadanas, es importante generar una metodología que permita construir un piso común. Que la gente comienze a hablar de la economia social del conocimiento, identificar practicas existentes y vincularlas con el concepto, con los conceptos de la economia social del conocimiento. Para esto decidimos optar por los principios de la educación popular … Entonces eligimos para esto construir historias de teatro. Pedimos un grupo de actores, que representaran historias en la lógica del “teatro del oprimido”. Optamos por el teatro debate en el cual se presentan tres historias. Las historias tienen que ver con situaciones en que el conocimiento es libre o no, y hay acceso de las personas al conocimiento. Se presentan estas tres historias. Las obras plantean un conflicto siempre. Se plantea al público sus opiniones. Luego, en un segundo momento se repiten las historias, la dramatizacion, con el añadido que las personas pueden opinar, parar la obra, y poder incluso tomar rol y parte en la obra, para hacer y decir cosas que crean que sean justas, frente al hecho injusto, frente al conflicto que se da. Y sobre ese conflicto la gente opina. Este primer momento genera un primer acercamiento al conflicto que se da cuando la gente accede o no accede al conocimiento.”

La primera historia que la Corporación Cultural Juego en Escena realiza, plantea el problema de la salud como negocio. “¡Eso me sucede a mi!” decían algunos en Esmeraldas al ver como la protagonista de la escena de teatro primero trataba de automedicarse y luego llegaba a gastar sus últimos ahorros en una clínica privada. “Es la realidad que vivimos en las comunidades rurales. El Centro de Salud no está cerca y, con la medicina tan cara, preferimos recurrir a la medicina ancestral”.

En la segunda historia, una gran empresa patenta una planta medicinal – el ficticio Pico de Gallina. “Al inicio pensaba que es bueno proteger la medicina ancestral con las patentes. Pero luego me dije “Estoy equivocado”. Las cosas tienen que ser de uso libre y que el conocimiento fluya”.

Oscar Vera, facilitador del taller de Esmeraldas, nos contó de un interesante dialogo entre un profesor universitario de la Universidad Luis Vargas Torres y una mujer campesina, desplazada de Colombia. “A mi me costó el estudio. ¿Por qué tengo que regalarlo?” preguntaba el profesor. “Yo solo logro superarme si los que están a mi lado se superan también” fue la significativa respuesta de la mujer.

“Al fin, todo es un problema de valores” dijo una señora ya bastante mayor en Tulcán. De hecho, nos estamos dando cuenta de que hay una lucha de paradigmas entre la competición (visión económica neoliberal) y la colaboración en una economía solidaria.

LA CANASTA DEL CONOCIMIENTO – PROPUESTAS LOCALES

Algo que sorprende mucho a los realizadores de los talleres son las propuestas locales para mejorar las condiciones de la ciudad de manera colaborativa y a pequeña escala.

En Santo Domingo, los jóvenes universitarios propusieron realizar una feria para difundir el tema de la Economía Solidaria del Conocimiento.

1456626_10152004691248444_1923582762_nbca1db
Una imagen del Taller en Santo Domingo. Foto: Infodesarrollo

En Esmeraldas se generó una “Canasta del conocimiento”, es decir un intercambio solidario entre un grupo de estudiantes y una pequeña asociación de productores agrícolas. Los jóvenes ofrecen sus conocimientos y apoyo en nuevas tecnologías para la comercialización de productos locales; la asociación campesina ofrece sus conocimientos y acompañamiento en agricultura orgánica y paseos recreativos.

La propuesta de Tulcán consiste en elaborar comida sana a partir de productos locales orgánicos: a partir de enero las pequeñas asociaciones de productores entregarán sus productos a una asociación de mujeres de la Casa de Acogida, quienes elaborarán comidas tradicionales. Los grupos de estudiantes promocionarán la iniciativa.

En grupo de Tulcán propuso además que las iniciativas de Conocimiento Libre no sean iniciativas individuales, sino que involucren y vinculen las instituciones públicas y privadas. En general, existe la voluntad de profundizar sobre los temas con más talleres, vincularlos a temas específicos y trabajar más a fondo las oportunidades de cambio de matriz productiva.

PRÓXIMOS TALLERES

fechas de talleres infodesarrolloLos talleres siguen esta semana en:

Latacunga – 16 y 17 de diciembre
Ambato – 17 y 18 de diciembre
Guaranda – 18 y 19 de diciembre
Quevedo – 19 y 20 de diciembre

Regístrese en línea

999917_10152034399068444_129967950_n
Forty-three people came to the workshop in Esmeraldas. Photo: Infodesarrollo

For a second week, groups in Santo Domingo, Esmeraldas, Ibarra and Tulcán learned about concepts of a social knowledge economy. The Infodesarrollo network is continuing the process of taking their workshops to every provintial capital in Ecuador, supported by the Senescyt and the IAEN.

According to their most recent blog post, participation in the workshops is going well.

“The idea of ‘free knowledge’ is new to the people around us. The workshops awaken people’s interest wherever they go,” said Mauricio Benítez, who led the workshop in Tulcan.

The largest crowd so far happened at the Esmeraldas workshop, where 43 people came to learn about the concepts of a social knowledge economy.

VOICES OF THE PARTICIPANTS

The theatre of the oppressed-styles opening to the workshops has proved very popular. “We don´t get to see a lot of theatre out here. It’s fun,” said a young person who was at the Santo Domingo workshop. “Besides, this style of theatre helps people express themselves and take a position on what they see.”

The first play that the actors put on during the workshop present the problem of healthcare as a business case. “I have that problem!” people in the Esmeraldas workshop exclaimed, when the play’s protagonist first tried to self-medicate and then had to spend the last of their savings on healthcare at a private clinic. “It’s the reality in rural communities. The public Health Centre’s aren’t close, and considering the costs of medicine we prefer traditional remedies.”

In the second play, a foreign company patents a fictitious traditional medicinal plant, the Pico de Gallina. “At the beginning, we thought it might be good to protect traditional remedies with patents, but we then realized that was incorrect. Knowledge needs to be of free use, so that it can flow and spread.”

In Santo Domingo, young university students ended up offering to help organize a fair to spread the ideas of the social knowledge Economy outside of the workshop.

In Esmeraldas, other students offered to use their technical knowledge to help a collective of small agricultural producers to sell their products. In Tulcan a similar collaboration was born between students, a women’s association and organic food producers.

NEXT WORKSHOPS

fechas de talleres infodesarrolloThe workshops continue this week:

Latacunga – Dic. 16 and 17
Ambato – Di.c 18 and 18
Guaranda – Dic. 18 and 19
Quevedo – Dic. 19 and 20

Regiser online

2 pensamientos sobre “ Talleres de la Economía Social del Conocimiento: “Solo logro superarme si los que están a mi lado se superan también”Second week of Infodesarrollo workshops on the Social Knowledge Economy

Los comentarios están cerrados.